jueves, 18 de junio de 2015

PRISIONERA





"Cuando el verbo se convierte
en un pájaro en mi garganta
y el corazón se viste
de margarita adolescente
mi calma a ti se levanta
buscando el consuelo incesante
caricia, calor y alpiste.

Cuando el arpa de mi cuerpo
recibe la caricia del viento
y reclino en la almohada mi cabeza
me parece escuchar tu nombre
deleitándose  despereza
el sexo se funde al  tiempo
tiempo donde quedo presa.

Entonces...entorno mis ojos.
Y en la celda de tus manos
queda mi alma cautiva,....

no le quites los cerrojos."


No hay comentarios:

Publicar un comentario