miércoles, 19 de agosto de 2015

MARISMAS DE FUEGO




" Ya adivino cuando vienes
por los canales del viento
mirando sin ver los trenes.

Tu aire rezando al cielo.

Y tú adivinas que tienes
un corazón prisionero
si lo liberas se muere.

En las colinas , el aire
te ha puesto
de luto
el pelo.

Mi cadena no puede soltarte
aquella que ataste a mi pecho
y tu no puedes dejarme,
y yo
te quiero...
hasta quemarme
por tus marismas
de fuego.

Ya adivino cuando vienes
por el perfume de tu cuerpo
y yo
sin nisiquiera pensarlo,
me arrodillo
ante el suelo. "

No hay comentarios:

Publicar un comentario