martes, 11 de agosto de 2015

RELIEVE





"He visto navegando por tus cejas
la barca sorpresiva de los duendes
he tocado con las puntas de los ojos
tus gacelas de alba nieve.

Anoche te vi en mis sueños
¡Duro hontanar de claveles!
Eras un museo, una locura
una celda de poemas, una muerte.

Sucia de lujuria hasta el aliento
crucé la escalinata de tu fuente
la selva de penumbras en desorden
la blanca pureza adolescente.

En la cruz me veía y me he visto
hondeando la noria de mi vientre
el monte de mis muslos empinados
esperanzando tu mano doliente.

Me llamaste en sueños, de tu voz nacieron
 querubines en azotes calientes,
después de haber vivido un sueño loco...
ya sé por qué las sumisas enloquecen"

No hay comentarios:

Publicar un comentario