viernes, 14 de agosto de 2015

VOLAR MUY ALTO






"Tu cuerpo, escollera o arrecife de coral
tan cercano y tan distante
me parece un laberinto de besos
y espigas trémulas.

Las flores de tu almendro, asidos
a mis manos, lloran conmigo,
ríen conmigo, conmigo cantan.

Desde más allá de la lluvia y los peces,
te sueño, ave corazón, corazón de nido,
donde se quema el invierno
y florece la primavera,
donde el beso es más beso, y el sol
se enciende entre tus manos y las mías
con furia de flecha o potro desbocado.

Lo mismo que astro yerto que espera
es beso del sol para saberse vivo
mi corazón te espera, no sabe andar
si tu cuerpo no le llega no puede dormir
si tu mano de gasa y fragua
no posa en el solar de mi pecho.

Tu canto de angel y sirena doliente
habita mis colmenas en la alta noche
como si estuviera cautiva
en el oleaje de mi amor ofrecida.

Amor de nardo y salina
átame al timón de tu nave valiente
floréceme con la espiga de tu risa
hasta que los dos, enebro y palmera
naufraguemos en el mar
de la dicha más eterna.".

No hay comentarios:

Publicar un comentario